martes, 19 de julio de 2016

Un poeta llamado Fressia



Nada más expresivo que el título que este jóven artista visual que es Juan Pablo Pedemonte, aplicó a su serie de personajes :

 Pájaros ocultos





Ambos conceptos se comprenden, se unen y se entienden puestos detrás de una persona del común, invisible a nuestra mirada si transeúntes nos cruzamos mil y una vez en cualquier calle de aquí o de de allá, de donde fuere. Pero nada más aproximarnos  al  llamado de sus textos poéticos, hondos y poderosos,  para comprender que allí, oculto y pájaro, hay un ser extraordinario. El mundo que habitamos , hoy, ayer y quizás lo será así por siempre, no tiene el alma  paciente ni compañera a detenerse  a escuchar el alma de la poesía que nos habla desde el alma de  los poetas. Dejo aquí información suficiente para acercarse y quedarse en el aliento  y en la poesía de este poeta uruguayo y montevideano llamado Jorge Fressia.





http://alfredofressia.blogspot.com.uy/

http://laseleccionesafectivasuruguay.blogspot.com.uy/2007/07/alfredo-fressia.html

http://www.laotrarevista.com/2015/08/alfredo-fressia-poemas-rioplatenses/

https://vimeo.com/114708803PENITENCIA

Penitencia


Paso la noche ordenando los juegos imprudentes del insomnio, hago madejas
con los hilos de seda sueltos en mi sambenito. Digo piedad.
Tejí entre las costillas las dos alas de San Andrés, punto cruz
de un viejo talismán contra el remordimiento.
Llovió. Oigo la gotera en la cocina mientras rezo
para que surjan otra vez brillantes, madre mía, las murallas de Ur
húmedas sobre la arena, la sábana tibia de mis hecatombes,
gansos que degollé en el Capitolio. Quiero volver al vientre
y velo inmóvil sobre la tela de arañas venenosas. Las cuento
una por una, hasta que sucumban hambrientas como pensamientos.
Rezo. La gotera no cede en la cocina. Acostado
soy blanco y gigante como el arrepentimiento. Vivo para pedir.
Perdón por la memoria porosa de la arena, perdón
si hundo mi oído en la almohada de plumas
y me oigo flotar tras la muralla. Amén.

(Este poema pertenece a Eclipse, en sus dos ediciones:
Montevideo, Civiles Iletrados, 2003; México, Alforja, 2006).